martes, 24 de enero de 2017

BENEFICIOS QUE OBTENDRÁS EN LA TERAPIA DE CANTOS ARQUETÍPICOS®: Despierta tus dones divinos y ponlos al servicio de la humanidad (Inscripciones: del 18 de enero al 3 de febrero de 2017)

-Reconocer a la enfermedad como una maestra que viene a  conducirte a un gran cambio al cual te llevas resistiendo desde hace mucho. 

-Identificar cuál es ese gran cambio que la enfermedad te está pidiendo a gritos que realices.

-Reconocer que para poder llevar a cabo ese gran cambio primero necesitas realizar ciertos ajustes en tu manera habitual de pensar, de sentir, de actuar y de ser.

-Encontrar en tu historia de vida, en tu árbol genealógico, y en tus  vidas pasadas, un mapa simbólico que te ayude a comprender tanto la causa, el efecto y el registro de tu enfermedad, como el camino para poder ser libre de ella.

-Alinear tu cuerpo, tu mente, tu espíritu y tu alma, para que juntos y unidos diseñen el camino de tu salud integral.

-Diseñar la vida que quieres vivir desde la óptica de tu salud integral.

-Reconfigurar tu forma de ser, de pensar, de actuar y de sentir, de acuerdo a tu nuevo diseño de vida.

-Encontrar en ese diseño sano de tu vida futura la liberación de los lastres de tu pasado. 

-Comprender que la salud integral precisa no solo de la salud del cuerpo, sino también de la salud de la mente, del alma y del espíritu.

-Aprender a amar las heridas que aún llevas en el alma, las creencias a las que te has aferrado en tu mente, los hábitos negativos que te cuesta dejar en el plano físico  y el miedo a ser quien realmente eres, comprendiendo que todo ello es lo que estanca el camino de tu salud integral, y que solo es posible decirle adiós en paz desde la aceptación, el amor y la misericordia. 

-Reconocer qué aspecto de tu propia sombra se está revelando en los síntomas de tu enfermedad, y aprender a abrazar esa sombra con amor.

-Perdonarte a ti mism@ con todo el corazón. 

-Reconocerte como el creador o la creadora de tu propia vida, y por  lo tanto asumir tu entera responsabilidad tanto en la creación como
 en la disolución de la enfermedad que te aqueja.

-Adueñarte de los dones espirituales, creativos y medicinales que Dios, Madre-Padre, te dio y ponerlos al servicio de tu autocuración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario